Esculle, un vino de maceración carbónica

Hace algunos días tuvimos la fortuna de visitar las de Bodegas Solabal con sede en la Rioja Alta. En Solabal, como en otras bodegas de aquella simbólica zona, son especialistas en realizar vinos a través del procedimiento de Maceración Carbónica.

Esta es una técnica muy antigua cuyo procedimiento consiste en introducir en las cubas, saturadas de dióxido de carbono, los racimos de uvas enteros. De esta forma se logra que la uva fermente con el mosto en su interior y que los vinos obtenidos contengan menos taninos y que su sabor sea más afrutado.

Esculle, un vino de maceración carbónica

Al final de la maceración carbónica las uvas son prensadas y el mosto resultante pasa a una segunda fermentación, junto con todos los tratamientos característicos de la vinificación tradicional. Estos vinos poseen buen sabor, pero carecen de la estabilidad suficiente para ser envejecidos durante largos períodos.

Este procedimiento de maceración es cada vez menos usado para la preparación del vino, no obstante se pueden conseguir resultados sorprendentes en vinos jóvenes que resultan plenos de aromas y carácter.

Bodegas Solabal produce el vino Esculle, elaborado con uvas tempranillo, cultivadas en la serranía de Cantabria, mediante este proceso y al que le dan dieciocho meses de crianza en barrica de roble.

[content-egg module=Amazon template=compare]

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta