Un vino para cada ocasión: lo que se debe y lo que no se debe dar como regalo. El vino espumoso junto con una cinta simple es el regalo perfecto para una fiesta de cumpleaños o una boda, y está disponible en una variedad de rangos de precios según la ocasión.

Pocos dilemas son peores para un amante del vino que preguntarse qué llevar a una cena, especialmente cuando eres el único conocedor de vinos en la sala. ¿Le das al host una mezcla de Burdeos, o te quedas con algo más básico, como un Cabernet Sauvignon? Una vez me invitaron a una fiesta de bebedores de vino casuales y me trajeron una mezcla decente de Burdeos para la ocasión.

No solo el anfitrión no tenía idea de cómo pronunciar «Burdeos», sino que la mayoría de los invitados eran mucho más felices bebiendo la magnum botella de dulce zinfandel blanco que había traído otro invitado. Después de darle al anfitrión un vaso del Bordeaux, tuve que quitarme el resto del vino, ya que nadie más estaba interesado.

Aprendí una valiosa lección ese día: debes considerar a tu audiencia cuando regalas vino como regalo. Intente seguir estas recomendaciones y prohibiciones de regalar vino y se asegurará de que sus botellas no se desperdicien. Incluso podrías hacer que los amantes del vino salgan de tus amigos en el proceso.

Un vino para cada ocasión

Parte de la razón por la cual el magnum de zinfandel blanco en la fiesta a la que asistí fue más popular que la botella de Burdeos fue porque, uno al lado del otro sobre la mesa, el zinfandel en realidad parecía mucho más impresionante. Las botellas Magnum son una gran opción para los regalos, especialmente en un ambiente de fiesta, porque son generosas y festivas, además de útiles.

Al darle a su amigo un vino magum o dos de un vino de fiesta simple, como Champagne u otro vino espumoso, le quita un poco de presión al anfitrión, ya que el vino es abundante y atraerá a la mayoría de los invitados a la fiesta que estén familiarizados con el buen burbujeante. Guarde sus botellas estándar para ambientes íntimos, como una cena con menos de cuatro personas, o dé botellas de tamaño estándar como regalos independientes después de que termine la fiesta.

Y, como advierte la escritora Janet Fletcher, no espere que su anfitrión abra el vino que trajo al lugar. No solo es probable que otros invitados hayan traído sus propias botellas, sino que el anfitrión a menudo se encargará de preparar la bebida con antelación. En su lugar, presente la botella al anfitrión con una nota que diga «Para su bodega», o dígale explícitamente al anfitrión que es un gran vino que le encantaría probar «alguna vez», en lugar de hacerlo en este momento.

TOP VENTAS No. 1 Vino anejo
TOP VENTAS No. 2 Vino añejo
TOP VENTAS No. 3 Vino Añejo
TOP VENTAS No. 4 Vino añejo

Las fiestas grandes son solo un lugar en el que puedes regalar vino; Las celebraciones de cumpleaños y bodas también requieren una botella especial de vino. Estos vinos deben estar en sintonía con los gustos de sus amigos, y debe gastar más en una botella para esta ocasión que en vino para una fiesta. Con los regalos de boda, o vaya a lo grande o olvídese del vino y saque algo del registro. Por más doloroso que sea entregar una botella de Krug sin probarlo usted mismo, las bodas generalmente requieren este tipo de regalo de vino de lujo, y el vino que le da a la novia y al novio debe valer al menos lo que les cuesta. para recibirte en su boda.

Además, dado que el vino es un producto consumible, es una buena idea emparejar una botella con algo más permanente, como un buen enfriador de vino o un estante para vino. Y si planea enviar ese burbujeante regalo a sus amigos, actualice las leyes nacionales de envío antes de tirar la botella por correo.

Antes de elegir un vino, querrá considerar si tendrá la oportunidad de contarle a su amigo la botella que le está dando. Si desea dar un vino que sea inusual o raro, asegúrese de tener la oportunidad de presentar la botella en un ambiente tranquilo. Evite entregarle el biberón a su amigo mientras está cocinando, llenando los vasos de otros huéspedes o tratando de hacer malabarismos con cinco conversaciones a la vez. Parte de la alegría de dar vino como regalo es presentar a las personas los vinos que amas pero de los que nunca han oído hablar; Esto es mucho más fácil si puedes tomarte un tiempo para hablar sobre el vino. O bien, considere organizar su propia fiesta anual de vinos en lugar de tratar de encontrar la botella perfecta para cada cumpleaños o boda. Ganará puntos con sus amigos durante el resto del año y no sentirá presión para ser el «chico del vino» (o chica) en cada evento especial.

El vino que no debes regalar

Un error cardinal cometido incluso por los coleccionistas de vinos más bien intencionados es subestimar el gusto de un amigo por el vino. Es fácil ofender a alguien dándoles un vino muy básico o barato, especialmente si te conocen como coleccionista de vinos y entusiasta. Un vino mediocre puede hacer que el giftee sienta que no los está tratando como un compañero con buen gusto. Para evitar esto, considere los vinos que sabe que sus amigos ya disfrutan y beben con frecuencia; luego, si es posible, mejore en ellos. Si a su amigo le encantan los vinos de bajo costo y con sabor a mermelada, investigue los vinos de gama alta con estos sabores. Es posible que su amigo tenga un excelente sabor a vino, pero simplemente no puede permitirse comprar las mejores botellas para él de forma regular.

Otro no es dejarse llevar por la presentación. Una cinta simple atada al cuello de la botella es apropiada para la mayoría de las ocasiones. El papel de envolver y las cajas de regalo pueden destruir un buen vino si causan que el biberón se caliente. Si bien esto no es una preocupación para los vinos de bajo costo, lo último que desea hacer con una botella de Beaucastel es guardarlo en una caja de regalo en un rincón caliente de la habitación durante dos horas antes de entregárselo a su amigo. En su lugar, coloca el vino en un refrigerador portátil para mantenerlo a una temperatura estable, especialmente si es una botella la que quieres que almacene tu amigo.

Finalmente, evite comprar vinos demasiado oscuros, especialmente si es un vino que nunca ha probado usted mismo. Incluso otros coleccionistas generalmente prefieren un vino simple y bebible como regalo, a menos que le des un vino que sea legendario o altamente coleccionable. Una botella de Champagne fino o Borgoña vintage debe ir bien, pero un Pigato de dudosa calidad puede hacer que se pregunten qué hacer con la botella después de que se vaya. Es por eso que es mejor guardar sus vinos oscuros para sus propias fiestas y degustaciones. No hay garantía de que los vinos inusuales se beban cuando los regales como regalo.

Las mejores opciones de vino para regalar

Entonces, ¿qué variedades debes llevar a la fiesta de cumpleaños de tu mejor amigo? Los vinos de California, Italia y Borgoña están teniendo un gran momento en 2016, y muchos son deliciosos y altamente coleccionables. Sin embargo, estos no son solo vinos para coleccionistas. Al regalar vino de estas tres regiones, obtiene el mejor valor de la compra y las botellas podrían ser el inicio de la futura colección de su amigo. Mi propia colección comenzó después de recibir una buena botella de Napa Valley como regalo de un amigo, y fue la primera vez que tuve una botella que valía la pena guardarla. Pruebe Napa Valley Cabernet Sauvignon, Barolo italiano o Borgoña blanca para conocer algunos de los mejores vinos de estas regiones.

El champán y el vino espumoso son éxitos constantes en las fiestas, pero para ocasiones especiales y amigos cercanos, querrás derrochar una de las grandes casas de champán, como Moët & Chandon, Krug o Gosset. Para un regalo de celebración que es más informal, Prosecco y Cava son alternativas divertidas y ligeras al Champagne vintage.

Elija los vinos Bordeaux Grand Cru del 2005 para una cosecha de alta calidad que hace que una ocasión especial sea aún más especial. Muchos coleccionistas serios han temido regalar Burdeos en los últimos años, ya que la calidad ha fluctuado. Sin embargo, 2005 es una de las cosechas más sorprendentes y consistentes en la historia reciente, y es un regalo que seguramente será apreciado por los amantes del vino.

Si sospechas que tu giftee apreciaría algo más inusual, ve a Barolo y Brunello de Italia. Estas variedades de nichos son exclusivas de Italia y más difíciles de encontrar que los vinos elaborados con uvas más comunes, lo que las hace más emocionantes que su promedio de Napa Cab. Las mezclas españolas a base de tempranillo también son el regalo perfecto para los amantes del vino que buscan lo inusual, especialmente para aquellos que disfrutan de los vinos tintos picantes.

Si a su giftee le gustan más los vinos de estilo dulce, considere darles una botella de Puerto 2011, ya que esta fue una excelente cosecha para esta variedad. Muchas mezclas de vino fortificadas españolas de la década de 1980 también se lanzarán por primera vez este año. Estos vinos sappy (típicamente hechos con jerez) han envejecido y reducido durante los últimos 20 o 30 años, lo que los hace perfectos para un amigo con un diente dulce.