Personaliza tu lista de vinos favoritos

Seguramente alguno de ustedes ha llevado alguna vez en la cartera una pequeña lista por si acaso tenemos que pedir una botella de vino en un restorán y deseamos estar seguros de la calidad que ofreció una Denominación de Origen en un determinado año. La verdad, es que prácticamente todos la hemos llevado y sobre todo para ajustarnos a la calidad-precio.

Para saber si debemos confiar o no en esas famosas calificaciones hay varios aspectos que se deben tener en cuenta.

La primera cosa que debemos tener claro, es que el término “añada” hace referencia al año en el que se recogió la uva que más tarde se empleó para realizar un vino. A veces asimismo se utilizan los términos “cosecha” o “vendimia”. En el champagne el término que se usa es “millésime”.

Personaliza tu lista de vinos favoritos

Entre los factores que se valoran en el momento de calificar un vino determinado están:

Clima – De suma importancia, en tanto que marca formidablemente la calidad final de la uva y obviamente, bien poco o bien nada, va a poder hacer el productor con una uva de baja calidad. La climatología idónea para lograr una uva esplendida sería un final de invierno y un principio de primavera con tiempo suave, puesto que de esta forma la planta aflorará ya antes y el ciclo de flora y maduración va a ser más largo. El verano debe ser seco y caluroso, si bien no exageradamente caluroso. Por último algo de lluvia a lo largo de las 2 últimas semanas antes de la vendimia va a ser una ayuda muy valiosa, en tanto que va a limpiar las uvas y aportará nutrientes de última hora. Como es natural, las heladas fuera de tiempo, el granizo o los vientos fuertes pueden tirar por tierra en un día lo que venía siendo un año climatológico perfecto…

Enfermedades y plagas – Así sean en forma de insectos (pulgones, avispas, arañas rojas, cochinillas, polillas u otras) o por enfermedades producidas por muy diferentes causas (Oidio, Mildiu, Excoriosis, etcétera), la verdad es que las plagas o las enfermedades pueden arruinar una cosecha por muy ideal que haya sido el tiempo.

Los consejos reguladores de cada Denominación de Origen, por medio de un comité formado por catadores, productores y a veces cronistas especializados son los que deciden la calificación de cada vino. Creo que puede más el ímpetu de vender que la “plena honestidad” en el momento de calificar un vino.Parece claro que vender un vino que ha sido calificado de regular o de deficiente, no semeja labor fácil…

En consecuencia, mi opinión sobre la valoración de los vinos, es que puede ser un dato orientativo, mas en ningún caso determinante. Recuerden que muchos son los casos de vinos geniales elaborados con uvas provenientes de malas cosechas y también del revés.

[content-egg module=Amazon template=compare]

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta