Como identificar los aromas en los vinos

Ya hemos hablado en algún que otro artículo sobre las 3 fases que marcan la cata de cualquier vino y para rememorarlas diremos que son: la fase visual, la fase olfativa y fase gustativa. Indudablemente, la fase olfativa es la más completa y la que más información sobre un vino nos puede dar.

Como identificar los aromas en los vinos

La mejor forma para ampliar y también identificar la gama de olores que nuestro olfato es capaz de advertir, es practicar y volver a practicar. Obviamente no debemos desperdiciar jamás la ocasión toda vez que abrimos una botella de vino, mas en el mercado existen juegos de aromas que son ideales para practicar múltiples veces al día si de esta manera lo queremos hacer.

Podemos hallar en nuestros días aromas sólidos, aromas en gel (que son más perdurables pero también más costosos) y hasta aromas con los defectos que puede tener un vino que con seguridad nos van a ayudar a advertir esos aromas que jamás deseamos identificar en un vino.

La mejor forma de practicar con estos sets de aromas del vino, es escoger un aroma determinado y olerlo múltiples veces al día a lo largo de un periodo de unas dos semanas. De esta forma, lograremos grabar ese aroma a fin de que cuando volvamos a olerlo en una copa de vino, seamos capaces de reconocerlo sin inconvenientes. Una vez logrado esto, empezaremos el mismo proceso con otro aroma y así sucesivamente hasta tener un amplio abanico de aromas reconocibles por nuestro olfato.

El olfato es el sentido más sensible, miles y miles de veces más que el gusto. Una buena memoria olfativa es esencial para cualquier catador. Voy a comentar ciertas cosas sobre la fase olfativa en la cata de vinos.

Siempre y cuando olemos algo, lo podemos hacer vía nasal (de forma directa por medio de la nariz) o bien vía retronasal (el fragancia asciende por la nasofaringe desde la boca hasta las fosas nasales).
En la cata de vinos emplearemos los dos métodos. En la copa, hemos de ser capaces de identificar 3 clases de aromas, los primarios, secundarios y terciarios o bien buqué.

Aromas primarios: Viene marcado por la pluralidad de uva empleada y nos acostumbran a dar matices frutales. Se deben identificar antes de agitar el vino en la copa.

Aromas secundarios: Estos aromas se liberan agitando el vino en la copa a base de unos movimientos circulares, intentando que el vino resbale por la copa y eludiendo que rebote. Nos dan información sobre las técnicas de fermentación empleadas.

Aromas terciarios: Acostumbran a tardar bastante en liberarse, aun habiendo agitado la copa. Con frecuencia se perciben en su mayor intensidad en el momento en que la copa está vacía. Son los aromas que se consiguen de la crianza sobre todo en barrica, aunque también el tiempo en botella.

[content-egg module=Amazon template=compare]

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta