Maridaje entre Vinos y Quesos

El maridaje entre Vinos y Quesos es una de las armonizaciones m√°s cl√°sicas que existe. Quien nunca hizo en su casa una noche de quesos y vinos no sabe lo que est√° perdiendo.

Estos productos se producen desde hace m√°s tiempo de lo que podemos imaginar y entre ellos hay tanta afinidad, que a veces pienso que nacieron el uno al otro.

Ambos reciben la influencia del terroir; pasan por etapas de fermentación, maduración y envejecimiento y algunos son elaborados en regiones que reciben las certificaciones de origen y calidad AOC, DO y DOC.

Y para nuestra felicidad, hay tantas opciones de quesos y vinos que nos permiten probar diversas combinaciones y enamorarnos de varias de ellas.

En este artículo podrás ver varios grupos de quesos que pueden ser armonizados con vinos de diferentes estilos y que son capaces de complacer a todos.

De los m√°s secos a los m√°s dulces, de los m√°s ligeros a los m√°s encorpados, espumantes, blancos, tintos o fortificados, siempre tendr√°s un tipo de vino para combinar con tu queso preferido.

Comencemos con las diversas posibilidades de maridaje entre estos dos alimentos tan apreciados.

Reglas B√°sicas para el perfecto maridaje entre quesos y vinos

Existen unas reglas básicas que pueden servirte como punto de partida para crear una armonización perfecta entre quesos y vinos.

Sin embargo, es importante que conozcas que ambos poseen características propias pero que cambian de acuerdo con el terroir, el productor o el tipo de materia prima que se utilizó en su elaboración.

Uno de los aspectos m√°s importantes a tener en cuenta son las preferencias personales de cada uno.

Los quesos m√°s frescos y cremosos combinan con vinos ligeros de mayor acidez.

maridaje entre quesos y vinos

Cuanto m√°s duro el queso, m√°s cuerpo el vino debe tener

Los quesos extremadamente salados, como los azules, hacen un hermoso par con los vinos de licor y de postre. En este caso, el contraste dulce-salado es la armonización más indicada.

Así como los vinos, los quesos se pueden clasificar de varias formas. Los factores más utilizados en la clasificación incluyen: origen de la leche, métodos de producción, contenido de grasa, textura y tiempo de maduración.

Quesos frescos

Los quesos frescos no tienen cáscara, son jugosos y tienen una textura suave al igual que su sabor. Son quesos con menor contenido de grasa y poco calóricos que destacan evidencian el sabor de la leche.

Entre los quesos frescos destacan el Burrata, el Feta, el Mascarpone, el Ricotta y el Mozzarella.

Los quesos frescos madurados poseen una fina corteza cubierta de moho y pueden contener hierbas y condimentos, como por ejemplo el Chèvres o el Saint-Maure de Touraine.

Para maridar este tipo de quesos con los vinos hay que tener en cuenta las características como la frescura y la acidez, para lograr una buena armonización y equilibrio.

Por estas razones los vinos que van mejor con los quesos frescos son los espumosos como el Champagne o el Prosecco; los vinos blancos leves como el Albari√Īo, Chablis, Moscato, Vino verde o Sauvignon Blanc.

Rebajas
Cinzano Asti D.O.C.G. (1 x 0.75 l)
  • Rico aroma de vino revela tonos de acacia en floraci√≥n, matices de salvia, melocot√≥n, mel√≥n, vainilla y flores
  • El sabor del vino es dulce, fragante, suave y persistente
  • Con una suave textura con burbujas delicadas
  • Las uvas se cosechan en un grado de madurez completa

Quesos de Masa Blanda

Los quesos de masa blanda poseen una fina c√°scara blanca y suave, son cremosos por dentro. Al paladar presentan sabores m√°s grasosos y levemente salados. Ejemplos de estos quesos son el Brie, el Cottage o el Camembert.

Para esta combinación, lo que vale es el equilibrio entre frescura y acidez de los vinos y quesos. Los taninos moderados de los tintos leves no chocan con la sal presente en los quesos.

Para una buena armonizaci√≥n los vinos m√°s indicados para este tipo de quesos son los espumosos como el Champagne y el Prosecco; los vinos blancos ligeros y arom√°ticos como el Sauvignon Blanc, Albari√Īo, Chablis, Gew√ľrztraminer, Riesling, Torront√©s, Vino Verde o Pinot Grigio; los vinos tintos ligeros como un Pinot Noir, un Beaujolais o un Gamay.

San Michele Appiano Pinot Grigio - 750 ml
  • 14.00
  • 75cl
  • Color amarillo palido
  • Maridaje con pescado, sopas de pescado y mariscos.
  • Vino intenso cremoso.

Quesos Semiblandos

Los quesos semiblandos pueden tener la c√°scara seca o suave pero levemente pegajosa, dependiendo de cu√°ntas veces se lavan con agua, sidra u otros l√≠quidos. Su pasta es poco h√ļmeda, maleable, cremosa. Entre los m√°s conocidos est√°n el Edam, el Gouda, el Gruy√®re, el Raclette, el Havarti y el Maasdam.

Para esta combinación, lo que vale es el equilibrio entre los sabores dulces de los quesos con el dulzor de algunos vinos blancos y el afrutado de algunos tintos.

Los vinos m√°s indicados para los quesos semiblandos son los vinos blancos ligeros y arom√°ticos como Albari√Īo, Riesling, Chardonnay (sin madera), Gew√ľrztraminer, Moscato, Pinot Grigio o Vino Verde; los vinos tintos ligeros o medianos afrutados como el Merlot (sin madera), el Beaujolais o el Dolcetto y los vinos tintos ligeros como Beaujolais, Pinot Noir o Gamay.

Quesos duros

Los quesos duros a menudo son prensados y cocidos, donde la corteza puede ser muy áspera y de color intenso. La masa, además de quebradiza, tiene muy poca humedad. Los buenos ejemplares pueden envejecer y perfeccionar sus sabores. Entre los quesos duros encontramos el Grana Padano, el Parmigiano Reggiano, el Cheddar madurado, el Emmental, el Gruyère y el Manchego.

El cuerpo de los vinos cuenta bastante en esta combinación. Además, debemos encontrar el equilibrio entre los sabores fuertes de los quesos y de los vinos.

Los vinos más indicados para los quesos duros son los espumantes de peso, más estructurados y, preferiblemente, elaborados por el método tradicional como los italianos Franciacorta, el Champagne o el Prosecco; los vinos tintos encorpados como Malbec, Bordeaux, Priorat, Chianti, Cabernet Sauvignon, Syrah o Tempranillo y los vinos fortificados como Jerez, Madeira, Pedro Jimenez, Sauternes u Oporto.

Hacienda Zorita Natural Reserve Syrah Vino tinto - 750 ml
  • Origen: Vino de la Tierra de Castilla y Le√≥n
  • Tipo de uva: 100% syrah
  • Capacidad: 750 ml.
  • Maridaje: Ideal para acompa√Īar platos de caza, estofados, carnes asadas, ib√©ricos y queso de oveja curado.
  • Temperatura de servicio: 16¬ļ C

Quesos Azules

En los quesos azules la curaci√≥n es realizada por mohos que se desarrollan en las perforaciones hechas al queso. Su textura es h√ļmeda y sus sabores son intensos. Los niveles de sal son muy elevados. Entre estos quesos encontramos el Roquefort, el ¬†Cabrales y el Gorgonzola.

Para esta combinación, lo más indicado es conseguir una armonización por contraste, donde la sal de los quesos y la dulzura de los vinos se entrelacen.

Los vinos más indicados para los quesos azules son los fortificados como el Jerez, Pedro Jiménez, Tokay, Madeira, Oporto y Sauternes.

KULONLEGESMINOSEGI ASZU 6 PUTTONYOS 1972, Tokay
  • Buen estado de conservaci√≥n
  • Formato : 0.50 l
  • Vino blanco dulce
  • Tokay

Consejos importantes para el maridaje entre quesos y vinos

Compre los quesos cerca de la fecha del evento.

S√°quelos de la nevera por lo menos 1 hora antes de servirlos.

En el verano elige los quesos m√°s ligeros y frescos mientras que en el invierno, debes elegir quesos m√°s fuertes y de sabores intensos.

Dispón un cuchillo para cada queso para no interferir en los sabores.

Utiliza tablas de madera o vidrio.

Si vas a servir m√°s de un tipo de vino, comienza con los m√°s ligeros y frescos hasta llegar a los m√°s encorpados y dulces.

Sirve el vino a la temperatura adecuada y utiliza las copas apropiadas para cada tipo de vino.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta